Archivo para la categoría Muere lentamente quien no viaja…

20N, FILOSÓFATE, LLÉVALA CONTIGO, EN TÍ!

Hoy hemos celebrado el día mundial de la Filosofía, y tal y como habíamos propuesto, la gente se ha escrito la palabra “filosofía” en el brazo, la frente, o incluso el cuello… o pegado alguna pegatina, que para los mas vergonzosos tampoco está mal. Han participado casi todos los alumnos de bachillerato y bastantes de 4º de ESO, es decir, la mayoría de los que de algún modo han tenido contacto, en mayor o menor medida, con la filosofía o algunas de sus disciplinas.

La lectura del día es evidentemente buena. En la mayoría de los casos, más allá de lo llamativo y novedoso, había un compromiso claro con la búsqueda, con la pregunta, con esta gymkana (o gymkahana como puse en la pizarra) inagotable que supone o debería suponer el saber filosófico.

Él siempre te preguntará el por qué, y tú nunca tendrás todas las respuestas. Para continuar hablando, no os quedará otro remedio que aprender a filosofar. Defiende la filosofía. Por ella, por él y por tí.” No es la tarea de los profesores de filosofía garantizar que la filosofía siga viva, sino más bien dejar que los alumnos descubran que la FILOSOFÍA seguirá viva mientras que ellos no dejen de preguntar, mientras no dejen de preguntarse.

Anuncios

6 comentarios

Muere lentamente quien no viaja…

 

 Esta parte del blog pretende ser un lugar donde podais dejar constancia de los lugares que cualquiera de vosotr@s ha conocido, experiencias que hayais vivido, libros y películas que leer o ver, canciones sobre las que pensar… pero sobre todo, qué recomendais a los demás para visitar, vivir o sobre lo que pensar.

Monumento al Autor Anónimo - Parque municipal de Budapest

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.


Muere lentamente

quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.


Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito

repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su vestimenta
o bien no conversa con quien no conoce.

Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones destrozados.


Muere lentamente quien no gira el volante cuando esta infeliz

con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos…

¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te impidas ser feliz!

 

 

PABLO NERUDA

 

4 comentarios